LaMoon Restaurante

Preparación de comida deliciosa

La masa es la reina

Hay una gran variedad de masas que se pueden utilizar para muchas elaboraciones. Por ejemplo, el hojaldre se utiliza para empanadas y para repostería, y con la masa de pan se pueden hacer paninis o focaccias.

La masa de pizza es perfecta para hacer deliciosas pizzas y picolinis. Si quieres hacerlas caseras, en la web www.hacermasapizza.com te dan varias recetas que puedes poner en práctica.

La masa es la reina

HOJALDRE DE PUERROS

Ingredientes que necesitamos: 400 gr de masa de hojaldre, 6 puerros, 2 cebollas, 2 o 3 cucharadas de nata líquida, 1 cucharada de harina, 3 huevos, sal, pimienta negra y caldo de puerros.

Una vez que hemos calentado el horno a 200 grados, lavamos los puerros con agua para eliminar cualquier rastro de tierra. Cortamos la parte verde para quedarnos con la blanca y la troceamos en rodajas finas.

Volvemos a lavarlo con agua y lo ponemos a cocer en una cazuela con agua y sal durante 15 minutos, o hasta que estén tiernos. Colamos el caldo y lo reservamos.

Pelamos y picamos las cebollas para sofreirías en una sartén con un poco de aceite. Las dejamos justo tiernas pero sin dorarse. Incorporamos el puerro cocido y lo sofreímos todo junto durante unos minutos.

Añadimos la harina y lo removemos para que se distribuya uniformemente. Agregamos las cucharadas de nata y el caldo que habíamos reservado de la cocción de los puerros, hasta formar una salsa parecida a una bechamel.

Lo retiramos del fuego, salpimentamos y añadimos 2 huevos. Lo mezclamos bien para que los huevos se distribuyan y se forme un relleno.

Cortamos el hojaldre por la mitad y forramos la base de nuestro molde redondo con una parte. Repartimos el relleno por la superficie, bien esparcido, y lo cubrimos con la otra mitad del hojaldre.

Cortamos los bordes que sobren y pintamos con el huevo que sobra la superficie del hojaldre. Lo introducimos en el horno durante 35 minutos, o hasta que la superficie esté dorada.

PASTEL DE GUISANTES Y ALCACHOFAS

Ingredientes que necesitamos: 300 gr de guisantes, 5 corazones de alcachofas, 2 planchas de masa quebrada, 500 ml de bechamel, 2 cucharadas de salsa de tomate, 1 huevo, mantequilla y sal.

Calentamos el horno a 220ºC con calor por los dos lados. Si las alcachofas son frescas, las pelamos hasta que tengamos los valiosos corazones y las cocemos durante 15-20 minutos. Si ya están cocidas, nos ahorramos este paso.

Si los guisantes están congelados, también tenemos que cocerlos durante 5 minutos.

Estiramos la masa quebrada en una superficie enharinada y la estiramos con un rodillo hasta que tengamos dos trozos de 1/2 centímetro de grosor con el tamaño del molde que vayamos a usar.

En una sartén con unas gotas de aceite, rehogamos los guisantes y las alcachofas hasta que cojan color. Mezclamos la bechamel con la salsa de tomate y la añadimos a la sartén.

Engrasamos un molde con mantequilla y forramos la base con una parte de la masa quebrada. Vertemos el relleno encima y lo alisamos para que quede uniforme. Tapamos el relleno con el resto de masa y recortamos los bordes que sobren.

Pintamos la masa con un huevo batido para que quede dorado cuando se hornee. Introducimos el molde en el horno y lo cocinamos hasta que la superficie esté dorada.