LaMoon Restaurante

Preparación de comida deliciosa

Mi receta de canelones

Los canelones gustan a toda la familia, pero no siempre hay que rellenarlos de carne picada, pues se puede aprovechar la mezcla de la pasta y la salsa para introducir pescado en la dieta.

En esta ocasión os pongo mi receta de canelones, que no es ni mejor ni peor que otras, simplemente diferente. Aunque he añadido salmón, se puede utilizar cualquier otra pescado de carne firme o desmenuzada.

Mi receta de canelones

Canelones de salmón

Ingredientes:

Para la salsa:

Así se hace la receta:

Cocinamos la pasta como nos indica el fabricante. Hay algunas pastas que no necesitan cocción, únicamente hay que sumergirlas en agua caliente durante 20 minutos para que se ablanden. Otras requieren varios minutos de cocción en agua hirviendo. Utiliza la pasta que más te guste.

Lavamos bien el puerro y cortamos la parte verde para quedarnos con la blanca. Lo troceamos muy finamente y lo volvemos a lavar.

En una sartén, añadimos 2 cucharadas de mantequilla y lo calentamos a fuego medio. Añadimos el puerro picado y dejamos que se poche durante varios minutos.

Limpiamos el salmón, quitándole la piel y las espinas que veamos. Lo troceamos y añadimos a la sartén para que se cocine durante unos minutos más. Sazonamos con sal y pimienta negra.

Vertemos la nata, mezclamos todo y dejamos que se reduzca unos minutos. Con la batidora, trituramos todos los ingredientes. Reservamos este relleno.

Para hacer la salsa, ponemos un cazo a fuego medio y añadimos la mantequilla para que se derrita. Agregamos la harina y lo removemos.

Por otra parte, mezclamos y calentamos el caldo de pescado, el zumo de limón, el eneldo y la nata líquida. Salpimentamos y lo añadimos a la harina sin parar de removerlo para que no se formen grumos. Una vez que haya espesado ligeramente, lo retiramos del fuego y lo probamos para ver si necesita más sal o eneldo. Lo reservamos.

Rellenamos los canelones con el relleno de salmón y los cerramos, colocándolos en una fuente todos juntos. Vertemos por encima la salsa y lo introducimos en el horno precalentado a 250ºC durante 10 minutos. El último minuto ponemos la función gratinar y lo gratinamos por encima.

También podemos añadir un poco de queso por encima antes de meterlo en el horno para que quede el queso gratinado.