LaMoon Restaurante

Preparación de comida deliciosa

Utensilios necesarios para la repostería

Para tener una cocina completa, hay que invertir en utensilios y herramientas de calidad, necesarias para cocinar.

Pero hay ciertos utensilios que son indispensables para hacer repostería, así que si eres una entusiasta de los pasteles y los cupcakes, te recomendamos que adquieras este material tan necesario.

Utensilios necesarios para la repostería

No hay que comprarlo todo de golpe, pues se puede ir adquiriendo según la necesidad. No tengas dudas de que lo vas a amortizar con el tiempo.

Bandejas de hornear: Son muy necesarias para hacer galletas, pues tienen una superficie antiadherente que evita que se queden pegadas y que se quemen por la base.

Colador: Puede ser de plástico o de acero inoxidable, y lo ideal es que tenga unas asas para poder manejarlo con facilidad. Se utiliza principalmente para dejar que escurra un producto. Es particularmente útil a la hora de lavar frutas y verduras y escurrir la pasta.

Tablas de cortar: Los hay de muchos tamaño y materiales. Los más pesados duran más y proporcionan más estabilidad. Un truco para que no se mueva mientras lo estamos utilizando es colocar un trapo húmedo debajo.

Baño María: Se trata de un cazo con un adaptador que sirve para poner a calentar agua en su interior y poner el ingrediente que hay que derretir encima, de esa manera no entra en contacto con el calor directamente y no se quema. También los venden solo los adaptadores con asas para que los puedas poner sobre un cazo que tengas. Son muy útiles a la hora de derretir el chocolate o la mantequilla.

Cucharas de helado: Se utilizan para controlar la cantidad de masa que se añade en las magdalenas o cupcakes. Tienen varios tamaños según quieras más o menos cantidad.

Procesador de alimentos: Las tareas de que esta máquina puede realizar son sorprendentes. Los procesadores generalmente cuentan con varias hojas de corte, incluyendo una en forma de S para laminar, rebanar, rallar, etc. También puede triturar o moler.

Cuchillos: Un buen juego de cuchillos nos van a durar toda la vida. No tienen que ser los cuchillos más caros, pero tienen que ser equilibrados y estar afilados.

Rallador: Para rallar la piel de las frutas, el chocolate, el queso, etc.

Exprimidor: Puede ser eléctrico o manual, pero nos va a servir para exprimir el jugo de los cítricos cuando una receta nos lo pida.

Cucharones: Ideales para verter líquidos, para controlar el tamaño de las porciones o para remover un líquido.

Tazas y jarras medidoras: Las jarras son para medir líquidos y las tazas para sólidos. Generalmente son para medir grandes cantidades. Las tazas vienen en varios tamaños: 1 taza, 1/2 taza, 1/3 taza y 1/4 taza.

Cucharas medidoras: Para medir pequeñas cantidades de ingredientes líquidos o sólidos. 1 cucharada, 1/2 cucharadas, 1 cucharadita, 1/2 cucharadita, 1/3 cucharadita y 1/4 cucharadita.

Peso digital: Para medir la cantidad exacta de un sólido, necesitarás un peso. los digitales son más precisos y pueden medir cantidades más pequeñas.